Cursos de Formación Programada por las empresas

Formación Programada por las Empresas  (antes llamada Formación de Demanda)

Determina el marco legislativo por el que se determina el objeto, los beneficiarios, los modelos de gestión, los módulos económicos para determinar el crédito, el control de la formación, el régimen sancionador y todos aquellos aspectos necesarios para la bonificación de las acciones formativas.

Todas las empresas dispondrán de un CRÉDITO DE FORMACIÓN, el cual podrán hacer efectivo mediante bonificaciones en las correspondientes cotizaciones empresariales a la Seguridad Social a medida que se realiza la comunicación de finalización de las acciones formativas. Para determinar este crédito se aplicará el porcentaje de bonificación correspondiente a la empresa según el tamaño de su plantilla y a la cantidad ingresada el año anterior en concepto de cuota de formación profesional.

Este crédito deberá gastarse en el año en curso, aunque se establece como novedad que para el 2016 que las empresas, previa solicitud, puedan agrupar el crédito de hasta tres años consecutivos, pero para este caso, todavía no se ha desarrollado el modo para hacerlo. Las empresas que pertenezcan a un grupo de empresas, podrán agrupar sus créditos para gastarlo de la manera que más beneficie al grupo.

OBJETO

Ser la herramienta principal para ofrecer una respuesta inmediata a las necesidades cambiantes de los sectores y reforzar su capacidad de innovación, al tiempo que se satisfacen las necesidades de adaptación, cualificación y empleabilidad de los trabajadores al amparo de la Ley 30/2015.

LOS BENEFICIARIOS

Son los trabajadores de todas las empresas con centro o centros de trabajo en el Territorio del Estado Español, cualquiera que sea su tamaño o ubicación  y que coticen por Formación Profesional incluyendo cualquiera de las siguientes situaciones:

  • Trabajadores asalariados que prestan sus servicios en empresas o en entidades públicas no incluidas en el ámbito de aplicación de los acuerdos de formación de las Administraciones Públicas (INAP).
  • Fijos-discontinuos en periodo de no ocupación, indefinidos aunque estén parados.
  • Acceden a situación de desempleo cuando se encuentren en periodo formativo.
  • Trabajadores afectados por medidas temporales de suspensión de contrato por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción, en sus periodos de suspensión de empleo.
  • Trabajadores de colectivos cuyo régimen de cotización contemple el pago de cuota en concepto de formación profesional.